La LOMCE retorna a conceptos socialmente ya superados

Tras una primera lectura del segundo borrador del Anteproyecto de Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) desde FETE-UGT s贸lo podemos constatar que se trata de un texto cuyo contenido recoge en su totalidad las demandas que, a帽o tras a帽o, han estado reivindicando tanto la Conferencia Episcopal, como la patronal de la ense帽anza privada concertada. Es una Ley que, como ya apuntaba el primer anteproyecto, va dirigida a acabar y/o mermar la igualdad de oportunidades de la ciudadan铆a de este pa铆s, a romper la cohesi贸n de la sociedad espa帽ola y a compartimentar al alumnado seg煤n tres variables: la educaci贸n en valores, el curriculum escolar y los procesos de escolarizaci贸n.

La LOMCE recoge la reivindicaci贸n de la Conferencia Episcopal de impartir la educaci贸n en valores a trav茅s de dos asignaturas, la religi贸n confesional y su alternativa. Para UGT, la educaci贸n en valores debe ser una asignatura obligatoria para todo el alumnado de tal forma, que el alumno y la familia que lo desee puedan complementarla con la ense帽anza religiosa. En una sociedad en crisis como la nuestra, la escuela tiene la obligaci贸n de reflexionar, debatir y educar a los alumnos en valores compartidos por toda la sociedad y reconocidos por los organismos internacionales. T茅rminos como solidaridad, interculturalidad, integraci贸n鈥 est谩n de plena actualidad, como tambi茅n lo est谩n otros m谩s globalizados como la ecolog铆a, los derechos humanos鈥 que junto al conocimiento de las legislaciones e instituciones democr谩ticas integran el curriculum de una educaci贸n que todo ciudadano debe conocer, frente a la segregaci贸n a la que puede verse sometido el alumnado que no recibe ense帽anza religiosa, que a la larga se siente se帽alado y desestructurado socialmente.

Con respecto al curriculum, el Ministerio y su propuesta de Ley entran en una contradicci贸n interesada. Por un lado, centraliza los curr铆culos de las 谩reas instrumentales y, por otro, flexibiliza el resto de los contenidos curriculares, dando a las CCAA y a los propios centros m谩s autonom铆a para poder adaptarlos como consideren, una propuesta que para UGT conllevar谩 a una selecci贸n del alumnado por parte de los centros. Es decir, se materializa en los t茅rminos m谩s duros la especializaci贸n curricular.

Por otro lado, el sindicato considera que los cambios que contempla este anteproyecto con respecto a las lenguas cooficiales, suponen un ataque directo tanto desde el punto de vista cultural como pol铆tico. El Gobierno no acaba de creerse que el Estado lo forman el propio gobierno central junto a los auton贸micos.

En cuanto a la escolarizaci贸n, el Gobierno sigue en la idea de segregar al alumnado, dise帽ando procesos de escolarizaci贸n en base a la libre elecci贸n de centro. Con esta postura deja bien clara la reivindicaci贸n de la patronal de la ense帽anza concertada de ir hacia una zona 煤nica de escolarizaci贸n. Para UGT es una falacia hablar de libre elecci贸n de centro cuando la mayor铆a de las familias no pueden permitirse matricular a sus hijos en escuelas alejadas de la ubicaci贸n familiar, puesto que los costes de transporte, comedor, etc. lo impiden, dejando esta opci贸n s贸lo en manos de aquellas familias con alto poder adquisitivo.

Tampoco debemos olvidar que en un momento de ajustes y recortes en educaci贸n, es inadmisible que se despilfarre en partidas presupuestarias orientadas a aumentar las unidades concertadas de los centros m谩s solicitados, cuando existen vacantes con suficiente calidad educativa en otros centros escolares. Para UGT lo m谩s grave de esta medida es que nos lleva hacia un futuro con una educaci贸n diferenciada seg煤n la situaci贸n econ贸mica de las familias.

Por 煤ltimo, se帽alar tambi茅n que esta ley supone, a nuestro juicio, una profunda contrarreforma con unas bases ideol贸gicas orientadas hacia la ruptura social, hacia el ataque a la equidad y a la merma de la igualdad de oportunidades, con el agravante de dejar el coste econ贸mico de su implantaci贸n en manos de las CCAA.

FETE-UGT rechaza rotundamente esta Ley como as铆 qued贸 de manifiesto en el informe a la totalidad que el sindicato present贸 en el Consejo Escolar del Estado.