Nuestra postura acerca de la polémica sobre el anticipo de pagas extras en la Universidad de Extremadura

FETE-UGT ante la controversia y comunicados e informaciones de los responsables políticos de la Universidad de Extremadura y del Gobierno de Extremadura sobre el anticipo de las pagas extraordinarias a los empleados públicos de la Universidad de Extremadura, quiere manifestar lo siguiente:

  1. Denunciamos la utilización de los empleados públicos de la UEx, y el anticipo de las pagas extraordinarias, por parte de los responsables de la Universidad de Extremadura y del Gobierno de Extremadura como instrumento de lucha y juego político entre ambas administraciones, cuyo objetivo final puede ser mantener entretenida a la comunidad universitaria con estas disputas, y no adoptar las medidas y mecanismos que posibiliten un acuerdo o la extensión del acuerdo de los funcionarios de la Junta de Extremadura que “garantice que en los tres próximos ejercicios presupuestarios se anticipe el abono de las pagas extraordinarias de los próximos meses de junio y diciembre a enero y julio respectivamente y se incorpore un compromiso para la recuperación efectiva de las retribuciones perdidas en la paga de diciembre de 2012”, considerando a los empleados públicos de la UEx como trabajadores de segunda. Con estos modos de actuar se está haciendo un flaco favor a la institución universitaria.
  2. Reiteramos que los trabajadores de la Universidad reciben sus salarios de los presupuestos de la Comunidad Autónoma que, en virtud de sus competencias, puede aplicar recortes y ajustes económicos a la institución, o modificaciones de hecho en las condiciones laborales y económicas (solo hay que recordar las medidas aprobadas por la UEx en este sentido) de los empleados.

    Por esta circunstancia FETE-UGT planteó en la Mesa de Empleados Públicos la extensión del acuerdo de anticipo de la paga extra de los funcionarios de la Junta a la Universidad. Días después intentamos entrar en contacto con responsables de la Universidad para dialogar sobre el tema sin recibir respuesta, a pesar de que el tema lo estaban tratando con el Gobierno Regional. Por fin, dado que nuestros intentos de contacto y negociación no daban resultado, tuvimos que denunciarlo públicamente el día 7 de enero. Fruto de este esfuerzo y perseverancia de FETE-UGT el tema ha sido conocido por la comunidad educativa, y por la sociedad extremeña (basta consultar los medios de comunicación de los últimos días).
  3. Las declaraciones y manifestaciones del equipo rectoral y del Gobierno de Extremadura confirman la viabilidad de la solicitud que hizo FETE-UGT a ambas administraciones el día 7 de diciembre, y que ha originado un debate social.
  4. Sobre el comunicado emitido a los trabajadores de la Universidad por el Rector, queremos puntualizar que no entraremos a valorar los obstáculos de carácter puramente técnico que se mencionan, puesto que deberían ser independientes del derecho que tienen los trabajadores de la Universidad a percibir el anticipo de la paga extraordinaria, tal y como lo han hecho el resto de trabajadores públicos dependientes financieramente de la Junta de Extremadura. Si existe alguna dificultad técnica o administrativa debería ser la propia Universidad quien la resolviera, como se ha hecho en otras universidades del país.

    En cuanto al argumento sobre el estado de la tesorería que el Rector describe en el tercer punto de su mensaje, ha quedado desmontado por las declaraciones del Consejero de Economía desde el momento en que asegura haber ofrecido la liquidez suficiente para cubrir los anticipos, remarcando además: "mi ofrecimiento sigue en pie".

    Desde FETE-UGT vamos a seguir insistiendo en que los empleados de la Universidad tienen tanto derecho como otros trabajadores públicos a percibir un adelanto de cuya importancia para el sostenimiento de muchas economías familiares parecen no ser conscientes en los órganos directivos de la UEx, y así se lo haremos saber al Rector y a su equipo.
  5. Sobre las manifestaciones del Consejero de Economía y Hacienda en las que, a pesar de reconocer la deuda de 20 millones de euros, afirma haberse ofrecido a dotar a la Universidad de los recursos económicos para afrontar el pago adelantado de la pagas extraordinarias y haber obtenido una respuesta negativa por parte del equipo rectoral, creemos que, dada su gravedad, necesitan una aclaración por parte del equipo de gobierno de la UEx a los empleados y organizaciones representativas.

    En cualquier caso, y pese a este ofrecimiento y voluntad expresada, no podemos ignorar que el actual Gobierno de Extremadura ha reducido en los últimos años drásticamente el presupuesto de la Universidad, en más de un 25 %, especialmente en la parte dedicada a las retribuciones de los trabajadores.
  6. Para finalizar, por lo expuesto en los puntos anteriores y ante las afirmaciones del Gobierno de Extremadura, estimamos que la extensión del acuerdo de la función pública extremeña a los empleados públicos de la UEx es solo una cuestión de voluntad política y esfuerzo técnico por parte de la Universidad, dado que el principal problema, el financiero, lo asume la Junta de Extremadura y la eficiencia de los recursos técnicos de la UEx es probada.

    Consecuentemente, desde FETE-UGT reclamamos al Sr. Rector que acepte el ofrecimiento público efectuado por el Consejero de Economía y Hacienda y aproveche la Mesa Negociadora del viernes día 11 para poner en marcha el proceso que permita el abono del anticipo para que sus empleados públicos no se sientan discriminados con respecto a los demás. En el caso de que estas peticiones sean ignoradas, desde nuestra organización sindical plantearíamos medidas de presión en el marco de la unidad sindical.